Menú del área

Contacto Educación Cultura y Patrimonio


Ayuntamiento de Yaiza
Pza. de Los Remedios, 1
35570 - Yaiza
Tel: 928 83 62 20


Ayuntamiento de Yaiza

Otra visión de la crisis

El experto Camilo Lluch ofreció una interesante en Yaiza.

La recuperación de la actual crisis global no llegará hasta el año 2017, pero si no se actúa ahora, sobre todo en una reforma profunda del sistema financiero internacional, el panorama puede ser incluso peor a partir de allí, así lo explicó de forma didáctica el doctor en Economía, analista de inversiones y profesor jubilado de macroeconomía de las universidades Complutense, Barcelona y Ramón Llull, Camilo Lluch Sanz, en una interesante y participativa charla, ofrecida en la Casa de la Cultura Benito Pérez Armas de Yaiza, atendiendo una invitación de la Concejalía de Educación y Cultura del Ayuntamiento sureño. Lluch sostuvo que si la crisis financiera y real que azota al mundo de hoy es terrible, “la próxima va dejar la economía como en la Edad Media”. Para Lluch, es un suicidio preservar un sistema mundial en el que los activos financieros son dieciséis veces más que los activos reales, “es como si la economía estuviera sustentada en un castillo de naipes”, apuntó.

El experto comenzó su conferencia advirtiendo que pretendía transmitir “lo que no cuentan ni políticos ni banqueros”. Por supuesto, habló de la burbuja inmobiliaria, de las hipotecas tóxicas, de la crisis del euro, del paro y de las tan sonadas primas de riesgo, sin embargo,  identificó este conjunto como efectos de la crisis y no como sus causas. Para abordar las causas de la crisis, no sin antes hacer un repaso histórico del capitalismo y del proceso de industrialización, destacó tres grandes ejes: los sistemas monetario, bancario y fiscal. Camilo Lluch apuntó que la economía está basada “en dinero ficticio que se crea a punto de clic”. “Nadie responde por este dinero, ni el Banco Central Europeo ni la Reserva Federal de Estados Unidos”, comentó.

En cuanto al sistema monetario, subrayó el monopolio de emisión del BCE sin control de los gobiernos, por tanto, existe la tentación de crear dinero. “Si esto no cambia, tendremos inflación garantizada, que es el peor de los impuestos”. Una situación que es francamente injusta porque la pagan las rentas fijas y los pequeños ahorradores.  Del sistema bancario, Lluch fue contundente al decir que “está basado en la ficción”. Para ejemplificar la cuestión, explicó que el banco, al conceder un crédito, le anota en la cuenta al cliente un dinero que en realidad no tiene. “No tiene respaldo, ya que es una anotación contable. La banca es el primer tenedor de duda pública, con lo cual el Estado sabe que allí tiene un financiador”. Refiriéndose al sistema fiscal, sentenció: “el gasto público genera votos”, por lo que aludió a una “confluencia” de intereses entre políticos, “que buscan votos”, y banqueros “que buscan dinero”. Y hay tres formas de conseguirlo: impuestos y tasas, deuda y dinero.

Reformas

Camilo Lluch aboga por limitar a la banca en deuda pública para que financie a empresas creadoras de empleo y no al Estado. Para el economista, algunas medidas interesantes serían crear tasas sobre las transacciones financieras para frenar la creación inmoderada de dinero, prohibir las operaciones al descubierto, “porque la espuma financiera aumenta sin cesar”, crear un instituto mundial de finanzas y autorizar un tipo de cambio fijo entre las principales monedas.

Y si bien las reformas en el sistema financiero son imprescindibles, Lluch también cita las del fiscal, educativo y laboral. Una reforma fiscal determinante sería exigir el equilibrio presupuestario de todas las administraciones públicas en cuatro años, empezando por las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos, “que deben gastar estrictamente lo que ingresan, y no más”. La fiscalidad ambiental es otra asignatura pendiente porque se supone que los bienes y servicios contaminantes deberían pagar más, pero a la vez debe haber mayores estímulos al desarrollo e instalación de energías limpias. El economista además pidió la supresión de organismos públicos innecesarios, el Estado tiene más de doscientos con dotación presupuestaria, crear un tesoro europeo y reducir la tributación a los emprendedores.

Camilo Lluch aportó un dato significativo para argumentar el exceso de universidades en territorio nacional. No hay ninguna universidad española situada entre las primeras cien a nivel mundial.  En educación considera necesario aumentar la partida en investigación, tecnología y desarrollo y crear planes de estudios más flexibles. En la parte final de la charla, el experto tocó la reforma laboral solicitando un contrato único, no sólo para garantizar el empleo, sino la empleabilidad. Es decir, que una persona que pierda el empleo pueda encontrar otro en el menor tiempo posible. Lluch también insistió en la movilidad funcional y geográfica del trabajo, “limitada por los convenios”. Los españoles nacen y trabajan toda su vida en el mismo sitio, mientras que en Europa experimentan cambios una media de tres veces y en Estados Unidos unas cinco veces.  Camilo Lluch contestó preguntas de la asistencia y en todo momento se mostró dispuesto a escuchar críticas y sugerencias a sus planteamientos. El conferencista utilizó un lenguaje sencillo y mantuvo la atención del público, que agradeció su exposición con un fuerte aplauso.

Comments are closed.

Agenda

 diciembre 2017
LMXJVSD
27282930123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

programación cultural